La extorsión disminuye poco a poco en el Huila

Published in Noticias Regionales
Rate this item
(0 votes)

 

Históricamente, según las autoridades, el delito de la extorsión en el departamento del Huila era mayoritariamente ejercido por grupos al margen de la ley, tales como, las FARC y demás grupos guerrilleros, los cuales ejercían una afectación muy fuerte con este flagelo; de acuerdo con las estadísticas, ha disminuido considerablemente en los dos últimos años.

 

Hace mucho tiempo, una de las explicaciones que tenían mucha fuerza en las estadísticas era que, en muchos casos, la comunidad no hacía las respectivas denuncias. Circunstancia que ha venido cambiando, pues las personas han empezado reconocer estas situaciones y denunciar los casos, gracias a las campañas adelantadas por las autoridades.

 

El capitán José Edwin Espitia Poveda, comandante encargado del Gaula seccional Huila, en diálogo con DIARIO DEL HUILA, expresó que si bien en el periodo del 2016, se demostró una disminución del 12 por ciento contra este flagelo que ha afectado históricamente al departamento del Huila.

 

“Podemos decir que, el año 2016 tuvo un balance positivo en la reducción contra este flagelo, que ha afectado históricamente nuestra región. Tuvimos una reducción del 12 %, unos 21 casos menos en comparación con el año 2015; esta reducción, podemos decir que se debe, gracias a la interiorización que se realizó en todo el departamento del Huila, con la campaña ‘Yo no pago, yo denuncio’.

 

Demostrando la reducción de este delito que desde años atrás viene afectando la tranquilidad del departamento, El capitán José Edwin, demostró que la extorsión se puede presentar en diferentes modalidades. Una de las principales que en la actualidad se presentan son las situaciones prototípicas como el conocido caso del sobrino o familiar falso, el cual expresa que se encuentra en problemas; lo anterior demuestra lo propensa que es la gente a caer en estos engaños.

 

“La extorsión se ha convertido en una especie de multinivel, ahora todas las personas pueden ser objetos o víctimas de una extorsión, pero unificado con delitos como la estafa; hay casos que se presentan como el famoso ‘tío tío’, o la suplantación de autoridad que llamamos nosotros, que es la delincuencia común suplantando identidades de un funcionario de la Fuerza Pública y toman contactos con ‘x’ o ‘y’ persona, manifestándole que su hijo o un familiar está en algún problema y empiezan a hacerle las exigencias económicas. Estos delitos son de estafa, pero al presentarse la exigencia económica, la gente lo relaciona con el tema de la extorsión”, expresó el comandante encargado del Gaula seccional Huila.

 

Viendo esta situación, donde la extorsión en el departamento presentó una disminución en cifras, se evidencia otra de las principales modalidades; la denominada “extorsión carcelaria” que se efectúa, como dice su nombre lo indica, desde centros carcelarios; siempre se realiza a través de llamadas y su característica principal es que piden que el pago se haga mediante giros, ya que obviamente los delincuentes no tienen la posibilidad de cobrarlo directamente. Esto es lo que más se le inculca a la gente, pues si son objeto de exigencias por medio de giros, deben dudar. Es la modalidad que más se presenta, puesto que la dinámica de este delito permite a la delincuencia una mayor financiación al no exponerse y causando que la investigación de esta sea más compleja, al requerir unos requisitos especiales en el tema de judicialización.

 

Extorsión por hurto

De igual manera los huilenses son afectados con otra modalidad de extorsión unificada con estafa; según el comandante encargado del Gaula del Huila, actualmente se han presentado casos de exigencias económicas a cambio de pertenencias personales obtenidas mediante hurto, “otro punto que se presenta, principalmente lo ha padecido la ciudad de Neiva, es el derivado de hurtos de motocicletas y no solo de las motocicletas, de igual forma en el hurto de otros elementos”, manifestó el capitán.

 

En este tipo de casos las personas, al parecer, prefieren no denunciar el hecho por temor a perder sus pertenencias personales, “el delincuente ha visto que en algunos casos, es más rentable no quedarse con el elemento que hurto, sino obtener un ilícito u obtener económicamente un recompensa, producto de devolver ese bien; aquí lo que estamos trabajando es en no generar la cultura de la ilegalidad en la comunidad, que prefiera recuperar su bien perdido a través de un pago y no denunciar por miedo a perder el bien hurtado”, expresó el comandante encargado del Gaula de Policía del Huila.

 

Capturas

Producto a este flagelo que agobia al Huila desde hace años, el Gaula Policía Huila, demostró que las acciones realizadas por parte de ellos han dado un buen porcentaje, “nosotros tenemos un muy buen indicador de efectividad en cuanto los procedimientos que realizamos, podemos estar hablando que, alrededor de 80 o 90 % de las personas que capturamos, producto de los procesos judiciales que llevamos en coordinación con la Fiscalía, quedan con detención intramuros; muy pocos casos podemos relacionar en que quedan con detención domiciliaria o que incluso son dejados en libertad”, puntualizó el comandante encargado.

 

Se demostró que las acciones realizada en el 2016 contra la extorsión, por el Gaula de Policía Huila, tuvo un saldo de 73 personas capturadas, “para el 2016 tuvimos 73 capturas por secuestro y extorsión, se puede observar una reducción en el número de capturas, pero las capturas son proporcionales al número de denuncias, a pesar que fueron menos los casos en este año, se produjeron mucho más capturas; también la reducción del delito se debe a que se atacaron mucho más las estructuras.

 

Contrario que dicen las autoridades, dirigentes políticos del Huila, han indicado que el flagelo de la extorsión perpetrada por disidencias de las FARC y bandas criminales emergentes tiene agobiados a comerciantes, campesinos y personas del común en varios municipios del Huila. Denuncian que el miedo a su integridad no les permite reportar este hecho a la autoridad.

 

El fenómeno de la extorsión ha venido cambiando históricamente, antes se veía que la gente se abstenía a denunciar, ahora lo que se ha visto es un aumento en el número de casos, si hacemos una comparación de los delitos que se presentaban años atrás, lo que ha ocurrido con la extorsión, es que ha subido el número de denuncias, este indicador se puede tomar no como un balance negativo, sino positivo, porque antes los afectados no denunciaban, ahora la gente ha empezado a denunciar este delito”, concluyó José Edwin Espitia Poveda comandante (Encargado) Gaula del Huila.

 

Positivo balance

Reflejando que el 2016 presentó un positivo balance contra la extorsión, las autoridades demostraron que los principales municipios afectados son: Pitalito, Garzón, La Plata y Neiva.

 

“Las zonas que han sido afectadas, son principalmente la ciudad capital, Neiva; porque es donde se concentra toda la parte industrial y económica del departamento y es la ciudad que tiene mayor afluencia o concentración de habitantes; el municipio de Pitalito es la segunda población que siente la afectación; y en los municipio de Garzón y La Plata es recurrente”, manifestó a este medio de comunicación el capitán José Edwin Espitia Poveda, Comandante Encargado del Gaula seccional Huila.

 

Cifras Nacionales

Antioquia 741
Cundinamarca 594
Valle del Cauca 479
Meta 344
Cauca 238
Norte de Santander 238
Tolima 189
Bolívar 186
Nariño 183
Huila 159

Por: Redactor Diario del Huila