Familias denuncian que no han sido reubicadas

Published in Noticias Nacionales
Rate this item
(0 votes)

Aunque el puente intraurbano más largo del país acercó al oriente (Aranjuez) con el occidente (Castilla) de Medellín, no hizo lo mismo con las comunidades de en medio.

 

Varias familias impactadas por las obras del Puente de la Madre Laura no han sido reubicadas en una nueva vivienda, después de casi tres años de estar esperando una solución habitacional tras perder su hogar.

 

Así lo denunció la Personería de Medellín, después de que su Observatorio de Reasentamiento y Movimientos de Población realizara una visita a las personas afectadas.

 

Esta situación es contraria a lo prometido antes de desarrollarse el proyecto, pues a las familias les ofrecieron varias soluciones habitacionales, entre ellas construir viviendas en los lotes Villa Laura I, Villa Laura II y Camelias.

 

De ellos, indicó Andrés Felipe Correa, coordinador del Observatorio, Villa Laura I se encuentra vigente y a la espera de que la Administración Municipal autorice la trasferencia de los lotes con la sociedad Comercial Alianza Fiduciaria.

 

Entre tanto, en Villa Laura II no se desarrollará ninguna vivienda que beneficie en particular a estas familias.


Por su lado, sobre los lotes, Andrés Uribe Zapata, subgerente de Operación Urbana e Inmobiliaria de la Empresa deDesarrollo Urbano (EDU), aseguró que el puente de la Madre Laura parte de una necesidad de infraestructura vial, pero había familias que había que reubicar porque estaban en lotes donde tenía que pasar el proyecto.

 

“194 familias tenían derecho a subsidio a través del Isvimed, lo que hacemos nosotros como EDU es la construcción de estos proyectos (Villa Laura I y II)”, explicó el funcionario, y añadió que de esas familias, 94 están reubicadas, el resto tienen derecho a estar en los proyectos por desarrollar. Ambos en reestructuración avanzada.

 

“Se dijo que el II no iba, eso no es cierto, si va. Se va a hacer el trámite en el Concejo de Medellín de cambiar el uso del suelo, pasar el lote, que es de uso público, a uso fiscal”, explicó Uribe. Si esto es aprobado, empieza el trámite de licencias y diseños y en el segundo semestre se iniciaría la construcción, que tardaría 18 meses.

 

Por otro lado, el proyecto Palermo (Camelias) se encuentra suspendido hasta que se ajuste al Plan Parcial Moravia, que ha tenido retrasos, indicó la Personería.

 

Al respecto, Idalny Marcela Álvarez, coordinadora de la Veeduría Ciudadana del Puente de la Madre Laura, dijo que al menos el 30 por ciento de las familias impactadas por la obra sí logró conseguir vivienda usada, porque los precios para arrendar o comprar no eran tan altos, como lo son ahora, después de la valorización de la zona.

 

“Pedimos que se cumpla el reasentamiento en sitio. El anterior alcalde Aníbal Gaviria decía que las familias quedarían en iguales o mejores condiciones”, añadió la líder.

 

Asimismo, aseguró Álvarez, hay alrededor de 100 familias arrendatarias que se agruparon en la Organización Popular de Vivienda (OPV), a las que se les prometió un lote en Castilla, pero no podrán vivir allí, debido a que será destinado para las personas impactadas por la construcción del cable de Picacho.

 

La Personería remitió un informe de solicitud de averiguación disciplinaria, por haber generado expectativas a la comunidad en en 2014, frente al proyecto Villa Laura II.

 

Además, por no haber entregado el lote prometido a las familias que integran la OPV, se remitió el caso al área de Disciplinarios de la Personería de Medellín para que determinen si se incurrió en posibles irregularidades por parte de la Alcaldía.